Estafa telefónica: roban la tarjeta SIM para acceder a tu banco

Ha surgido una nueva estafa en la que los delincuentes son capaces de secuestrar los números de teléfono a través de una simple llamada. Si durante el trascurso de una conversación telefónica, esta se corta de repente y no puede reanudarla, es una señal de que pueden haber copiado tu tarjeta SIM, provocando así el corte de la línea e impidiendo su reanudación.

Una vez que han conseguido hacerse con los datos personales de la víctima, los delincuentes descargan la aplicación bancaria en el terminal de una tercera persona e introducen la información necesaria para logar acceder a su información económica. Al existir dos terminales con la misma SIM, la víctima se queda automáticamente sin línea, siendo este el momento que aprovechan los estafadores para solicitar un cambio de titularidad de la tarjeta SIM para que la víctima no sea consciente de lo que está ocurriendo.

Por último, cuando los delincuentes tienen acceso a la aplicación del banco, visualizan sus tarjetas bancarias y las vinculan a aplicaciones móviles para hacer reintegros en cajeros y pagos a través del dispositivo móvil.